Que no te la den con "BIO"

Que no te la den con "BIO"

Posted By: María José Mora En: Textil El: Comentario: 0 Votos: 330

Cada vez más personas son conscientes de la contaminación que produce el sector textil y de las terribles condiciones de trabajo que se encuentran a menudo en los talleres de confección. Esto provoca que las grandes marcas se posicionen y tomen medidas para cambiar sus prácticas. Por lo tanto, cada vez más se lanzan colecciones con algodón Bio o ecológico para llamar la atención de la clientela.

El certificado “Bio” o también llamado “Ecológico” se basa principalmente en la etapa de siembra del algodón. Una vez el algodón es recolectado a menudo vuelve a los centros de transformación de los textiles convencionales. Sufrirá los mismos tratamientos, las mismas coloraciones con productos que llevan metales pesados. El algodón crecerá en India, será tratado en Túnez y finalmente llegará a las tiendas españolas… después de miles de kilómetros de transporte en contenedores.

A menudo, el consumidor cree que está ante una gama de productos conscientes con el medio ambiente y respetuosos con el planeta. Pero no es así. Hay muchos más factores que hacen que un producto elaborado con algodón ecológico acabe siendo transportado inadecuadamente, procesado con mano de obra infantil o mal pagada. Por eso queremos darte un consejo: privilegia sobre todo las tiendas especializadas en fibras naturales ya que prohíben los productos tóxicos a lo largo de la cadena de fabricación, basándose en criterios sociales y medioambientales.

Y… ¿Cómo sabes si los productores respetan criterios medioambientales, sociales y sanitarios? Pues muy fácil: aprende a reconocer las etiquetas o sellos de calidad.  Existen más de 10, algunas se ajustan solo a criterios ambientales, otras privilegian los aspectos sociales. Las tres etiquetas más importantes son:

-Ecolabel europea, que garantiza que el impacto ambiental a lo largo del ciclo de fabricación está limitado.

-Label Global Organic Textile Standard (GOTS). Esta etiqueta garantiza que en la fabricación no se producen desechos tóxicos, que la ropa no contiene sustancias tóxicas y que los derechos de los trabajadores son respetados

-Label OEKO-TEX “Textiles de confianza, test de substancias nocivas con Oek Standard 100”. Garantiza la ausencia de numerosos productos químicos para los textiles sin riesgo para la salud humana. Metales pesados, formaldehidos, pesticidas, cloros, phtalatos, colorantes, HAP, retardantes de la llama, etc

 

Así que ahora ya lo sabes. Cuando te quieran vender algún producto eco o bio… mira la etiqueta, y busca alguno de los tres distintivos anteriores. Su presencia distingue la honestidad empresarial del puro márketing.

Comments

Leave your comment

* Required field